viernes, mayo 01, 2020

Morir Debemos: Una invitación a Vivir un Liderazgo Pleno

Tomado de (6)
Hola a todos

Hace unos meses terminé de leer un libro de Fred Kofman “La Revolución del Sentido: El poder del Liderazgo Trascendente” ( “The Meaning Revolution: The Power of Transcendent Leadership” en Inglés)(1), el libro navega por muchas experiencias de liderazgos y termina hablando del liderazgo trascendente [si estás interesado en leer el libro este es el momento en el que te sugiero que te detengas, pues este escrito contiene varios spoilers acerca de él, hecha la advertencia, ahora sí continuemos], y este se basa en el hecho inalterable de la muerte, y en cómo los líderes que han tenido experiencias cercanas a morir o estos que son conscientes de su existencia y la tienen presente:
  • toman mejores decisiones
  • se entregan más a las personas,
  • tienen un presente pleno (un aquí y ahora constante) y
  • generan una abundancia sobrecogedora en todo lo que se embarcan
Pues saben que todo será efímero y la trascendencia es la entrega total de sí, a cada momento y en cada decisión. No se trata entonces de un gran heroísmo, sino de un heroísmo significativo cada segundo, cada instante entregado.

En el célebre discurso a la promoción del 2005, Steve Jobs dijo:

"Cuando tenía 17 años leí una cita que decía algo así: “si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”, me impresionó mucho y desde entonces durante los últimos 33 años cada mañana me miro en el espejo y me pregunto: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?”, y si la respuesta lleva siendo “No”, demasiados días seguidos, entonces sé que tengo que cambiar algo"(2)



El haberme topado con esta definición me recordó un texto que había leído hace algunos años sobre los monjes cartujos(3), los monjes más austeros y con reglas más estrictas dentro de la iglesia católica, estos tienen voto de silencio, solo cuando se topan se saludan “Morir debemos” y el otro responde “ya lo sabemos” (4), cavan su propia tumba y cuando la completan, vuelven y la tapan y vuelven a empezar, tienen una vida de constante oración y de tensión hacia la muerte como fruto de una entrega plena hacia Dios, hacia los demás y hacia sí mismos.

Pero no se trata de pasar la vida como unos monjes y vivir como unos ascetas, plantea Kofman en el capítulo “Muere antes de morir”(1), es darnos el regalo de saber que no tenemos la seguridad del mañana, solo tenemos la seguridad del presente, el mañana solo lo descubriremos cuando estemos ahí, antes no, por lo que cada acción y conversación es única, esto invita a que nuestras decisiones y acciones estén plenas de consciencia - lo que sea que estemos haciendo -, pues nunca más se repetirá ese instante. Por lo tanto, sin importar las circunstancias, cuando un miembro de tu organización, equipo o tu familia te pida ayuda o guía y se la puedas dar, lo hagas con consciencia plena, abandonando el piloto automático, la locura de las redes sociales, y el mirar constantemente la pantalla del celular. Es entonces una invitación a estar de cuerpo y mente presente en cada acto y cada reunión, en cada conversación, acción y decisión, dándose plenamente - no sabes si mañana o más tarde vas a estar- , no generando “deuda existencial” o pendientes consigo mismo y los demás.

Como lo expresa Kofman:

"La perspectiva de la muerte nos lleva a centrarnos en lo que realmente importa: verdad, felicidad, sentido, amor, gratitud, asombro, compasión, paz, plenitud y libertad"(1)
Desde mi punto de vista, es lo mejor que puedes regalarte, verte mortal, sentirte mortal, saber que todos morirán, incluido tú, y que definitivamente no sabes cuando y ese regalo que te des te permitirá vivir como el dicho zen:

"Muere antes de morir, para poder verdaderamente vivir"
Es importante aclarar algo, no todo el que tiene la muerte presente es más pleno, es quienes ven en el regalo de la mortalidad una oportunidad para darse del todo.

Mi intención con este ensayo no es que vayas por allí, saludando como los cartujos o que se convierta en un rito de tu equipo scrum, o equipo ágil, es más buscar que seas pleno, que busques la plenitud como líder (desde cualquier posición dentro de tu equipo u organización) ya sea como líder técnico, team member, scrum master, product owner, gerente, o cualquier otro rol y esa decisión en plenitud te dejará libre, hará que tu interacción sea sincera y abundante, que tu entrega a los demás, a tu familia, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo, a la sociedad en general y a ti mismo sea completa y sin “deudas existenciales” que luego te atormenten.

Saludos Ágiles

Jorge Abad



Notas, Referencias, Aclaraciones, Comentarios y Observaciones

  1. Kofman, Fred. La revolución del sentido. https://www.amazon.com/revoluci%C3%B3n-del-sentido-liderazgo-transcendente-ebook/dp/B07B9MVL4L
  2. [HD] Discurso De Steve Jobs En Stanford(Subtitulado En Español) Completo https://youtu.be/ZF0Omfp2rFM?t=540
  3. Cartuja de MIraflores - https://www.cartuja.org/
  4. Morir tenemos, ya lo sabemos” https://es.aleteia.org/2017/02/24/morir-tenemos-ya-lo-sabemos/
  5. Agradecimiento: Gracias Rose Restrepo por tus comentarios en la creación de este artículo.
  6. Foto de Personas creado por drobotdean - www.freepik.es

No hay comentarios.:

Publicar un comentario