domingo, diciembre 01, 2013

Una pequeña diatriba: ¿quién/cómo van a reponer ese tiempo?



De las cosas que más me disgustan del modelo anterior (y que aún sigue sucediendo en algunos contextos ágiles) es cuando el PMO / Gerente de Producción / un mal Gerente de Proyecto / un mal Cliente / un mal Product Owner / un mal Scrum Master le hacen la dichosa y molesta pregunta al equipo o al encargado de turno:


¿Cómo van a reponer ese tiempo?

¿Quién va a pagar ese tiempo?



Lo peor es que lo dicen señalando el cronograma, como si este tuviera la respuesta a todas las preguntas y dentro de el estuvieran embebidos todos los posibles escenarios en un proyecto de software, el cual posee elementos cantidad de elementos cambiantes e incontrolables.


y yo me pregunto

  • ¿es que acaso creen que el equipo estuvo desocupado todo este tiempo?
  • ¿es que se la pasaron silvando mal hombre -como decimos en Colombia  - ( ver video de la canción http://www.youtube.com/watch?v=hS5iEP8SUKw )?
Hombre.. claro entraron de vez en cuando a facebook, pero "la madre", esta gente estuvo trabajando fuerte por el proyecto....y el atraso no se corrige poniendo a facebook en el firewall, les aseguro que el problema no se encuentra allí.


Lo simpático es que la respuesta que ellos esperan es:


Si, vamos a trabajar más duro estas próximas X semanas para reponer esas horas, para reponer lo que perdimos, o lo que se perdió. (que para ser sinceros no fue culpa del equipo)



Y para acabar de ajustar (en ese contexto) un "buen gerente de proyecto"  es el que logra comprometer a su equipo bajo presión por largas, largar jornadas hasta lograr reponer algo que pronto se volverá a perder y es el estar al día en el cronograma (el cpi y el spi cercanos a 1)  (Sugiero ver este post Recomendaciones sobre el sobre-esfuerzo - clic aquí)

Lo cierto es que un equipo de desarrollo honesto durante un mes, dos meses o el periodo que sea se la pasa enfocado en producir el resultado que se le encomendó, y ¿si no se cumple lo prometido donde esta la falla?


  • ¿en el equipo?
  • ¿en las personas?
  • ¿en el gerente de proyecto?
  • ¿en el cliente?
  • ¿en el scrum master?
  • ¿en el product owner?
  • ¿en el coach?
  • ¿en el comercial?
  • ¿la documentación?
  • ¿los casos de uso?
  • ¿la arquitectura?
  • ¿el involucramiento del cliente?
  • ¿en el modelo de contratación?
  • ¿en la metodología?
  • ¿en la falsa concepción de que los errores de planeación debe pagarlos el equipo?

o ¿quien en sus cabales va a querer hacer mal su trabajo?

Pienso y siento que la forma de trabajo actual (proyectos a valor cerrado y ejecución en cascada y/o RUP ) es un esquema deshonesto con los equipos de desarrollo, con las empresas de software, somos trabajadores del conocimiento, que volvemos información en innovación , que queremos hacer las cosas mejor, si algún tiempo no se cumple la falla no esta en el equipo (estoy bajo el supuesto que el equipo es el equipo adecuado para el proyecto), ni es el equipo el responsable de remontar esos retrasos inalcanzables, tengan la seguridad que los más felices de ver el proyecto funcionando son los que lo están construyendo.

El esquema tradicional de contratación de software ya demostró con creces durante bastantes años que falló, aunque hay rezagos en las mentes de muchos en su transformación hacia el agilismo, debemos soltar todos las antiguas concepciones y permitir que en un marco de trabajo como Scrum, con límites definidos y la capacidad de fallar de forma temprana permitan corregir el camino, hacer de esta profesión algo atractivo y creativo, algo motivador y que no sean los de sistemas los destinados a trabajar y trabajar a cambio de frustraciones.

Yo quisiera dejar de encontrarme con amigos, colegas, alumnos, exalumnos, que trabajan sin descanso en favor de los software sin ninguna recompensa, desgastándose y perdiendo tiempo valioso con ellos mismos, sus novi@s, sus familias. Hacer software debe ser algo chévere, motivador, creativo, que den ganas de ir a trabajar los lunes, que el jefe/líder/gerente de proyecto/novato scrum master sea alguien que no considere que el éxito del proyecto esta dado por la ejecución del plan (PLAN-DRIVEN) - lo cual no garantiza el éxito de lo construido-, sino alguien orientado al valor (VALUE-DRIVEN), en liberar las funcionalidades que más beneficio traigan al negocio lo antes posible con la calidad inmersa en cada iteración.

Esta esclavitud de proyectos de software gerenciados/liderados con MS PROJECT debe de cambiar/ tiene que cambiar / tiene que acabar, tenemos una oportunidad de oro para transformar de nuevo nuestra industria local y latinoamericana y ponernos a la par de los líderes mundiales.

Ojalá el agilismo, el buen agilismo, el que tiene excelentes prácticas técnicas y metodológicas juntas, el que cumple la DEFINITION OF DONE, llegue pronto a todas las universidades, a las entidades públicas, a las gerencias de TI de las diferentes industrias y a las empresas de software y volvamos a ver entre todos una industria donde se matriculan gran cantidad de estudiantes (en Colombia actualmente las universidades sufren una escasez de matrícula de estudiantes en ingeniería de sistemas y afines, y una deserción de la misma), a una industria que mueve masas, felicidad y ¿por qué no? millones de dólares para beneficio de todos los roles involucrados en esta profesión.

Hasta acá mi reflexión y diatriba, bienvenida la discusión

Saludos ágiles

Jorge Abad.

4 comentarios:

  1. Jorge, excelente entrada, como siempre.

    De hecho, algunos que se les dan de buenos gerentes cambian el “¿cómo van a reponer…?” por “¿cómo vamos a reponer…?” y con eso cree que solucionan todo y son los súpergerentes del siglo 21. Por allí leí que si después de trabajar la semana anterior horas extras, tenemos que iniciar el lunes diciéndole a nuestro equipo que otra vez toca trabajar extra, hay un problema serio con el plan. En cualquier caso, este será un plan orientado a exprimir a las personas, a cumplir a todo costo con un “prometido” como si se tratara efectivamente de una santa clausula bendita.

    Una de las mejores sugerencias que encuentran l@s “buen@s” gerentes de proyecto es “vamos a la oficina de proyectos”, mejor conocida como PMO. Como si se tratara de un oráculo donde vamos a encontrar mágica y maravillosamente las respuestas a todos los problemas de planificación y retraso en los proyectos. Cuando en realidad, después de algunas horas de reunión que siempre terminan a las 8 o 9 de la noche, la única conclusión posible para todos es “trabajar más duro, más tiempo durante las próximas semanas para reponer el tiempo supuestamente perdido”.

    Lo peor de todo es que esa situación sucede varias veces en un mismo proyecto, hasta docenas de veces en proyectos largos; incluso cuando finalmente se termina el proyecto, a veces por “muerte” de los participantes, el siguiente proyecto no tarda en “ponerse a la par” con el anterior y nuevamente vivimos la misma situación. “Esto me lo conozco, el mundo da vueltas en redondo” decía Úrsula Iguarán, es un leit motiv en la obra macondiana, pero muy aplicado a nuestro entorno, parece que vivimos la misma estructura de círculos infinitos de la novela mágica de García Márquez.

    Es inaudito, hacemos un esfuerzo descomunal por elaborar un plan (léase Project) y al primer viso de problema, la única respuesta es doblar el esfuerzo de trabajo, a costa de nuestra vida, para eso no tenemos que acudir al PMI y obtener el tan comentado pero pocas veces bien usado PMP. En cualquier caso, Jorge, ese es el motivo por el cual las nuevas generaciones no quieren encontrarse con ese destino azaroso que nos tocó a nosotros y no quieren estudiar/trabajar en áreas de sistemas y relacionadas. Pero nosotros, contario a “las estirpes condenadas a cien años de soledad”, gracias a la filosofía/cultura ágil tenemos “una segunda oportunidad sobre la tierra”.

    Saludos,

    Lucho

    ResponderEliminar
  2. Así es Lucho, lo que haces con tu comentario es continuar con mi tango, o darle sabor de milonga... es que es mucho el aguardiente y la cerveza que podemos tomar mientras renegamos del modelo actual...

    Muchas vidas/familias se han dañado por el modelo agotado de Plan-Driven, apoyemos esta transformación y que renazca la profesión que tanto amamos.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge y Lucho, hay un tema socialmente aceptado de tratar el tiempo como si fuera un objeto, como si fuera algo que se tiene o puede faltar, que se puede perder o recuperar... y no es un objeto!
    Esto lo entendí luego de leer un libro magnífico de Anselm Grun: "Espiritualidad y Administración del tiempo".

    En mi blog escribí algunos post vinculados a repensar el "tiempo": http://www.fuerzatres.com/2011/07/te-falta-tiempo-html/ y http://www.fuerzatres.com/2011/04/vivir-con-tiempo-html/

    Un cálido abrazo, Ingrid

    ResponderEliminar
  4. Buena entrada Jorge. La recordé hoy al leer este otro artículo relacionado:

    http://www.smashingmagazine.com/2014/01/20/dealing-with-workaholism-on-web-teams/

    ResponderEliminar